Comparte

Mitos que matan | Salud y seguridad en el trabajo


MITOS QUE MATAN
Puedes compartir tus opiniones al final de la página

Transcripción
Hay mitos que cuestan mucho dinero. Hay mitos que cuestan la moral y el entusiasmo de trabajar de la gente. Y hay mitos... Esos mismos mitos tienen el potencial de causar fatalidades, muertes. Esto es costoso, profundamente costoso. Algunos de esos mitos, pues, nacen sencillamente de la buena voluntad de las personas de creer que nada va a suceder. "¿Pero qué podría ir mal? Tenemos buenos equipos, tenemos gente maravillosa, los tenemos bien entrenados ¡que podría ir mal!"...

Pero sucede que este es un universo caótico. Este es un universo que constantemente tiende a la entropía. Tiende a disolver lo que no está adecuadamente apuntalado, lo que no tiene un poka-yoke adecuado, lo que no tiene nutrición para el sistema. Eso significa que una un área de una empresa que normalmente era muy segura no garantiza que dentro de seis meses va a estar la gente con todas las pilas puestas, con su atención plena, con una alerta amarillo en el cual no hay estrés, pero hay atención al detalle y a la disciplina operativa.

Yo quiero recordarte que para mí, como clínico, como psicofisiológico, clínico y que he trabajado en la parte hospitalaria por tantos años y luego como invitado experto en temas de seguridad industrial, me impacta, me da un coraje tremendo ver que nosotros necesitamos aprender de tres formas o aprendemos por repetición o aprendemos por ritmo, pero aprendemos por impacto.

Es triste, pero los seres humanos le ponemos atención al niño cuando llega con la rodilla raspada o con la cabeza, con un chichón y está sangrando. ¿Por qué? Porque es que "nada le va a pasar".

Pero entendamos varios de estos mitos que son tan importantes.

A ver, el primer mito, que lo veo una y otra vez en las empresas que tienen más accidentalidad: "La seguridad es solo responsabilidad de Health and Safety". La seguridad está de cuenta de aquellos que son los que mandamos a unas capacitaciones que tienen certificaciones OSHA y entonces es culpa de ellos todo lo que suceda. Pero sucede que esto es responsabilidad de todos, es responsabilidad de todo el mundo. La seguridad es un compromiso que involucra a todos los niveles de la empresa, desde la alta gerencia, a los trabajadores de planta y los contratistas externos. Es que muchas veces justo las fatalidades son con contratistas externos, pero es que no son de nuestro grupo.

¿Y cuánto le cuesta a la empresa que un contratista externo fallezca? Se va al suelo literalmente, La moral, los ánimos de la gente, el miedo para trabajar. Hay personas que quedan neutralizadas para llegar con su disposición para el trabajo. Hay accidentes en las carreteras porque los chicos se chocan porque manejan mal. Yo te hago una pregunta: ¿Será hora de culpar al personal de las organizaciones de salud que hacen salud preventiva a los paramédicos, a la policía, porque un chico de 18 años se chocó por andar a alta velocidad o porque se cruzó un pare de manera irresponsable?. Ahí estamos haciendo un cuidado del final de la cadena, del final del proceso. Sucede que los padres de familia, los educadores, todo el mundo debe estar dispuesto a acompañar a la persona en su crecimiento y en su quehacer.

Ahora fíjate: "¿Dónde está la plata que nos gastamos en esto de la seguridad? ¡porque no se ve!. Fíjese que esta semana hubo dos personas, una con un incidente incapacitante y nos pillamos a alguien con un casi accidente un mes. Es como como que tú llegues y le eches agua a una plantita y al otro día estés pendiente, porque se le echa agua: "¿Por qué no florece?". Pues es una planta que hay que cuidar en el tiempo. Hay algo que asusta mucho a la gerencia y tienen toda la razón, y es que los Dólares gastados en transformación de cultura no se ven en uno, ni dos ni tres meses. Si en una empresa de 1500 trabajadores mandamos a capacitar a 15 ingenieros, ¿qué crees tú? ¿que en los siguientes meses ya toda la organización se permeó?. ¡No! Un cambio de cultura requiere hasta 48 meses de proceso de maduración. ¡48 meses, dicen los más expertos en cambio de cultura!. O sea que lo que estamos haciendo ahora va a impactar en el tiempo.

Hay otro tema que es es impactante: "La ropa sucia se lava en casa". No le contemos a nadie de lo que pasó, no faltaría más. Eso nos hace quedar expuesto. Es malo para relaciones públicas. Pierde el valor percibido de la organización ante el público y los inversionistas. ¡Por amor de Dios!. No hay nada más equivocado que eso. Es como el odontólogo que intenta organizar sus propias caries enfrente de un espejo. Discúlpame. Hay cosas que tienen que ser miradas desde afuera.  Decía Eric Schmidt, quien fue el CEO de Google. Decía "Los seres humanos somos muy malos para vernos a nosotros mismos". Te tengo una noticia las organizaciones también son pésimas para auto observarse. Hay sesgos, una parcialización y unos deseos. Es como cuando uno mira a su hijo que lo ve perfecto, pero no, el chico se porta mal. Esa es la realidad. Necesitamos quien nos ayude desde fuera, con una mirada fresca, con una mirada experta, que nos ayude a ver esas brechas que no alcanzamos a percibir.

Hay otro temita hermoso y es que "La seguridad es costosa y reduce la productividad". Cuando el foco está solamente en la productividad, Alguien que se accidenta me dañó las estadísticas y lamento mucho lo suyo, pero la verdad es que tenemos un coraje tremendo porque un tonto o una tonta que hizo algo mal hecho y me dañó mi producción. Bueno, esta parte es más dura. Yo he visto la inseguridad desde el lado de las urgencias, de la cirugía y de los cuidados intensivos. Y te voy a decir, cuando uno mira en algunas organizaciones, no en todas, pero me he encontrado personas que fueron responsables directos o indirectos, o por negligencia, o por olvido, o por falta de entrenamiento, o por lo que tú quieras, de la muerte de alguien o el accidente de alguien que no hacen la más mínima mueca de remordimiento. "Y esas cosas pasan".

Tú has oído a alguien que dice "Bueno, aquí entre nos, esas cosas pasan. Pues el que hace copas de cristal rompe copas de cristal". Yo invitaría a cualquiera de esos seres tan especiales que existen aún en empresas maduras para que por favor vayan a donde la esposa de 32 años de un chico de 35 que está en este momento en Cuidados Intensivos porque tuvo un incidente, un accidente grave en su empresa y le diga "Mijita, estas cosas suceden. No se preocupe, es que eso pasa, es que nosotros hacemos copas de cristal y las copas de cristal se rompen". Mirándola a los ojos. Pues a mí me toca esa tarea y me da un coraje, debo decirte, me da un coraje cuando veo la desidia, la falta de dolor.

Yo no tengo derecho en mi vida, yo, Luis Gaviria, no tengo derecho a mirar esas cosas con desidia, porque mis propios hijos estuvieron en 1984, un Noviembre en un accidente. Se quemaron y si bien las quemaduras no daban para muerte, fueron graves y pudieron haber muerto de una complicación por infecciones. Ellos sobrevivieron, están vivos, tienen vidas lindas. Pero eso partió mi vida en dos. Y si a cada rato me dicen "Ay Luis, si es que tú eres muy apasionado por esto"... Espérate, tú qué crees que es ¿que esto sencillamente le pasa a alguien más?

La vida da vueltas y en ocasiones los que tienen más desidia y tienen esa actitud de suficiencia, de que nada le vaya, nada les va a pasar. La vida gira, pero ya es tarde para ellos, ya es tarde para ellos como personas, es tarde para ellos como funcionarios. E infortunadamente un líder que no cuida de su gente, sencillamente es un jefe y jefes están así.

Y la verdad, sí, para hacer una transformación cultural se requiere un cambio de liderazgo. Pero no de personas, me refiero un cambio de estilo de liderazgo. Un estilo de liderazgo que va hacia el servicio, hacia cuidar de los seres humanos. El otro día hablábamos y de hecho en alguno de los artículos que escribí hablábamos de que tenemos que producir barriles de petróleo limpios, necesitamos bultos de cemento limpios, necesitamos estructuras mecánicas y metálicas limpias, necesitamos construcciones limpias, necesitamos misiones espaciales limpias, necesitamos limpios, sin sangre, sin sangre.

¿Cuántas personas han muerto en las construcciones de algunas maravillas que la humanidad observa? Y entonces miramos con orgullo cuando vemos esta construcción. Pues esa construcción dejó a 17 familias huérfanas de jefe de hogar. Hay una tristeza profunda. Pero es que... Mientras no me toque...

Ahí hay un problema que nosotros tenemos que dirimir y es un problema de compasión. Mientras el ser humano no esté pensando sino en la lana, en el brillo de la plata, en lo que vamos a ganar, estamos, estamos amolados, estamos, estamos fregados, estamos sobados. No sé cómo lo digan en tu país. En mi país se dice ¡estamos jodidos!.

Entonces te lo digo de corazón, Yo personalmente soy empresario, Yo personalmente soy clínico. Yo personalmente viajo de planta en planta, viajo de país en país, estoy en reuniones con grupos de gerencia en un hotel de cinco estrellas, haciendo tareas de corazón que que nos proponemos sacar a la gente adelante y unas semanas más tarde estoy en una planta o estoy en un campo petrolero, o estoy junto a una mina mirando lo que pasa.

Necesitamos mover el corazón. No podemos seguir con este cuento de que es que "esto no me pasa a mí", no podemos seguir con que ¡qué va a pasar!. Hay muchos mitos. No te quiero cansar en este video, solamente darte unas pautas y decirte que necesitamos sacudirnos. Hay que volver a poner muchos "más zapatos que pantalones". Ese es un video que mandé hace muchos años. Necesitamos hacernos cargo. Y te voy a decir si tú y yo voluntariamente no nos hacemos cargo, la vida nos va a abofetear y de una manera que no vamos a olvidar jamás. Pensemos en esto.

¿Qué podemos hacer tú y yo para tocarnos el cuero, la piel y decir a ver qué podemos hacer? De verdad estamos entregándole toda la responsabilidad a ese. Estamos poniendo toda la responsabilidad en una gerencia, en un grupo de funcionarios, en unos ingenieros, en unos administradores que están a cuatro ojos bregando a que nada pase. Pero no los apoyamos, no estamos metidos en el cuento, no nos subimos en el autobús, no sentimos que esto sea nuestro, creemos que el problema es de ellos. Ahí, mientras esto siga así, la accidentalidad seguirá rampante.

Hay buenas noticias. Y es que vuelvo y repito, importante repetir porque repetición y ritmo enseñan. Los impactos nos han venido enseñando, han pasado años y nuestra accidentalidad de hoy es mucho menor que hace 20 años, que hace 60, que hace 80 y que hace 100. Pero necesitamos sacudirnos.

Esto va mucho más allá de grandes manuales, de grandes posters, porque la seguridad no la hace el papel, no la hace la norma. Es más, la seguridad no la hacen las políticas escritas desde la gerencia, no hacen la seguridad, pero gerentes que dan ejemplo, gerentes, jefes de departamento, presidentes, personas que caminan con su gente, hacen el gran ejemplo y eso es lo que consigue la diferencia.

En fin, te mando un abrazo grande. Pensemos en todo esto y a ver cómo le hacemos para reducir la accidentalidad pensando en la gente.

Luis Gaviria
Neuroscience & Coaching Institute

Comparte tus comentarios en el espacio al final de la página. Te leemos, te escuchamos:


Tags


También podría gustarte - You might also like

  • Muchas gracias Luis por este material. En nuestra empresa no aplica lo de dejarle a HSE la obligacion de cuidar de la gente pero otros mitos si van. Lo voy a compartir con mis compañeros y nuestras cuadrillas. Excelente.

    • Muchas gracias Eddie por tus comentarios. Asi es, en diferentes ambientes aplican diferentes mitos. Un abrazo!

  • Muy buen video muchas gracias
    Ya mismo lo paso a mis colegas y mis jefes.

    • Muchas gracias Ingeniero Merchan. Valoro mucho que lo compartas con tu gente. Un abrazo!

  • Hace dos meses tuvimos una fatalidad. Una caceria de brujas muy incomoda y con eso los pluma blanca quedaron contentos. Corrieron a un jefe y luego van a traer a otro. Que coraje. Gracias por la reflexion

    • Lamento mucho esto compañero. Eso habla de que hay que trabajarle a la cultura y que hay oportunidades de mejoramiento en la curva de Bradley. Un abrazo!

  • Felicitaciones por traerlo a nuestras vidas. Creo tan necesario ese ejercicio de “ repetir” Lamentar después y cómo no pensé? Nunca creí que nos tocaría. Gracias y lo sigo permanentemente desde Chile!!!

    • Patricia, muchas gracias por tu amable comentario, lo valoro mucho. Muchas gracias también por seguirme. Un gran abrazo!

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >