Escuela Frank Cardelle

Home/Escuela Frank Cardelle
Escuela Frank Cardelle 2014-02-22T18:41:00+00:00
Frank David Cardelle

Frank David Cardelle

La Escuela Frank Cardelle de Facilitación de Procesos de Transformación Integral de Vida, nace como una respuesta a la necesidad de formar líderes facilitadores que acompañen a las personas, más allá del coaching y las propuestas básicas de motivación e inspiración. Frank Cardelle fue un extraordinario ser humano, quien dedicó su vida a enseñar a sanar y a cambiar la percepción del significado de la vida.

La Escuela Frank Cardelle del Neuroscience & Coaching Institute es dirigida por María Soto, Coach Profesional, Terapeuta y Consultora de Organizaciones.

Los nuevos Facilitadores de Procesos de Transformación Integral de Vida se forma a través de talleres experienciales, de acompañamiento individual y grupal, apoyado todo ello por encuentros virtuales en vivo (vía teleconferencia).

Los talleres presenciales se llevan a cabo en Medellín, Colombia y en Bilbao, Vizcaya.

Poderosas experiencias de transformación personal, estos talleres ayudan a los participantes de manera dramática en su proceso de desarrollo personal.

¿Quién fue Frank David Cardelle?

Frank Cardelle fue un líder de grupos, viajero internacional, consultor y autor de varios libros, cuya carrera transcurrió más de 30 años en psicoterapia al servicio de la comunidad humana. A través de su vida estudió y ejecutó muchos entrenamientos en varias disciplinas de mente y cuerpo en Oriente y Occidente.

 Hizo sus estudios de psicología hasta alcanzar el Ph.D. en esta disciplina y realizó cursos adicionales y entrenamientos en el Centro de Medicina Integral de la U.C.L.A. (Universidad de California en Los Ángeles), el Instituto Sagamore (New York), el Instituto C.G. Jung (Zurich, Suiza), el Instituto Esalen (California), el Instituto Gestalt de Canadá, National Training Laboratories (NTL), incluyendo estudios graduados en Desarrollo Organizacional en la Universidad de Londres. También fue miembro del Instituto de Desarrollo Organizacional y del Internacional Academy of Behavioral Medicine.

Recibió entrenamiento en Terapia Familiar con Virginia Satir, Terapia Gestalt con los Doctores Erving y Mariam Polster, Eric Marcus M.D. y Gertrude Krause. También estudió trabajo corporal de Reich con Al Bauman y otros, aprendiendo distintas técnicas de cuerpo y mente.

 Fue cadete en el ejército y luego activista contra la Guerra de Viet-Nam, por lo cual fue forzado a vivir en el exilio. Esto causó un cambio dramático en su vida, y vivió muchos años en comunidades aborígenes en el Canadá, los territorios del Noroeste y la Antártida, lo cual contribuyó a encontrarse con sus propias raíces aborígenes. 

 Esto jugó un papel importante en su vida y trabajo. Una visita temprana a la antigua Unión Soviética fue otro evento que influyó enormemente en su vida y actividades.

 A través de sus viajes evolucionó con un estilo altamente efectivo, que es la síntesis de varios métodos psico-espirituales que funcionan bien con individuos, grupos y organizaciones para recobrar y empoderar las capacidades perdidas y las herramientas creativas para el aprendizaje, para la sanación y la vida. En los últimos 20 años fue un pionero en el trabajo de género, haciendo talleres para hombres, hombres y mujeres y en el entrenamiento de profesionales y otros, en su método.

Frank realizó presentaciones en Conferencias, Universidades e Institutos a nivel mundial y condujo talleres y entrenamientos en 38 países y diferentes Continentes, algunos de ellos como: Canadá, USA, Europa Oriental y Occidental, Sur América, Rusia y antiguas Repúblicas Soviéticas, Asia Central y Occidental y África. También dictó seminarios al personal de las Naciones Unidas. Es autor de varios libros publicados en siete idiomas. Algunos de ellos son: El desafío de ser hombres hoy, Jóvenes y Adultos, El Alma del Hombre, De la Sombra a La Luz., El Vuelo del Águila y Alma Global: Un llamado a los Ciudadanos del Planeta.

 El estuvo en programas de radio y televisión en diferentes países y publicó artículos en varias revistas y periódicos. A partir de 1994  impartió muchos talleres en Rusia y otras Repúblicas Soviéticas y fue entrenador invitado de varios Institutos, Clínicas y Centros en Moscú y San Petersburgo.

 La filosofía de Frank es retadora, holística, de corazón y con una visión de una comunidad mundial más humana e integrada.

 Hasta aquí una breve reseña bibliográfica de la vida de Frank; en cuanto a mi, les comparto que tuve el privilegio el de conocer de cerca el Terapeuta, el amigo, el hermano, el maestro que había en Frank.

Recibí y acepte sus invitaciones, a transformar la mi oscuridad en luz, a conocer y reconocer la grandeza de mi alma y la de mis hermanos. 

Fui creciendo en conciencia, comprensión, discernimiento, amorosidad, fe, confianza, humildad y aún sigo en este proceso, pues comprendí que mientras estemos en este planeta la tarea no acaba y es necesario continuar aprendiendo y dando de lo que hemos recibido.

Obtuve muchos regalos de Frank para mi vida. Mi familia de sangre; mi hija, mi hermana, mi hermano, mis amigos, también conocieron su trabajo y se acercaron a sanar su alma.

 Cuando Frank nos invito a que abriéramos nuestras alas fui a las empresas y a los grupos a compartir lo aprendido y sanado.  Allí me di cuenta que comenzaba una nueva etapa en mi aprendizaje después de lo vivido con él. 

Fue así como después de hacer el primer entrenamiento en Colombia, el cual se realizo durante varios años con un contenido importante de talleres vivenciales; después de ello seguimos realizando talleres con él en varias ciudades.

En Medellín en los últimos años volvimos a programar otro entrenamiento y tuvimos el regalo de ver a un Frank transformado por sus experiencias en otras culturas y por su propio proceso de sanación; en esta ocasión recibimos de él una comprensión más amorosa del desafío personal que estaba viviendo, un hermano y un amigo que cada vez más, nos hablaba desde el alma y nos invitaba a que fuéramos uno con el todo y que compartiéramos lo aprendido para apoyar el alma global de la humanidad.

Sus invitaciones siempre hablaban de aprender a ser líderes responsables de nuestras propias vidas, tomando nuestro lugar en el mundo, así como de reconocer en el otro a nuestro hermano.

Un hombre como Frank deja una huella profunda en nuestra alma y una invitación inolvidable a continuar aprendiendo del amor como la tarea del día a día.

Frank nos compartió lo aprendido y nos dejo parte de su legado en varios libros que se convirtieron en los  los hijos que tuvo después de comprender, apoyar para sanar y a elegir otras opciones de vida. Son hijos que lo invitaron a sanarse, como yo siento que son los hijos. 

Frank siempre nos invito a reconocernos como el ser integral que somos y a amar nuestra luz y sombra; en ellos aprendimos a identificarnos, aceptarnos, ser compasivos, valientes, guerreros, humildes, honestos y amorosos.

Y nos invito a tener presente estas palabras de Pasaje del libro “A Return to Love” de Marianne Willianson rescatado por Nelson Mandela para su discurso inaugural como presidente de Sudáfrica

“Nuestro miedo más profundo no es el de ser inadecuados.

Nuestro miedo más profundo es el de ser poderosos más allá de toda medida.

Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta. Nos preguntamos:

¿Quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso, extraordinario?

Más bien, la pregunta a formular es: ¿Quién eres tú para no serlo?

Tu pequeñez no le sirve al mundo.

No hay nada iluminado en disminuirse para que otra gente no se sienta insegura a tu alrededor.

Has nacido para manifestar la gloria divina que existe en nuestro interior.

Esa gloria no está solamente en algunos de nosotros; está en cada uno.

Y cuando permitimos que nuestra luz brille, subconscientemente le damos permiso a otra gente para hacer lo mismo.

Al ser liberados de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a otros”.

Frank regreso a casa y nos queda a nosotros continuar compartiendo sus enseñanzas y aportar nuestro granito de arena con el planeta.

A continuación comparto algunos extractos del homenaje que la Organización Hotelera Gran Hotel, realizo en el primer año de su partida final.

Este  gran guerrero y terapeuta, pasó por la tierra al servicio incondicional de la humanidad. Durante 30 años viajó por más  de 41 países incluido Colombia para trasmitir sus conocimientos, enseñanzas y experiencia de vida, con el escudo y la lanza del corazón ¡ EL AMOR !.   Lleno de sabiduría se desplazaba con libertad, llevando  sus mensajes de consciencia, confianza, compromiso, respeto, honestidad, promoviendo la sana comunicación.  Enseñaba a crear,  a utilizar herramientas que permiten alianzas entre mujeres y hombres, a evolucionar hacia  la consciencia integral,  universal.  Tal como era Él.

Su casa, su hogar fueron el mundo. Su familia: hombres y mujeres de todas las edades, razas, credos, culturas, filiaciones en la que eligió, servir, dar, recibir y sobretodo vivir despierto y consciente.

La vida de este hombre, de nacionalidad americana estuvo marcada por la firme convicción del  valor a  la vida. “No quiero matar, ni quiero que me maten”.

Esta convicción lo llevó a pedir asilo en Canadá y así no participar en la guerra de Vietnam.  Durante su asilo inició el crecimiento  humano…  Su opción:  la convivencia en las diferencias.  Compartir con comunidades indígenas, y culturas de oriente y occidente hicieron de él un ser con mente universal, capaz de llegar a personas con corazones rotos, destrozados, heridos e interesados en sanarse y ser testimonio de vida.

Eligió trascender en la ciudad de Pereira – Quindío – Colombia – Sur América, el 21 de abril de 2010, sus cenizas están en el  Parque Nacional Natural los Nevados, Parque Ucumari,  finca Sierra Morena

 Sus palabras, su estilo de vida invitando a la reflexión, a prestar atención, a vivir conscientes  en el presente continuo, quedaron plasmados en el tiempo, cuerpo, corazón y alma de cientos de personas que pasaron por la Sede Campestre Gran Tierra; situado en el Municipio de Sabaneta – Antioquia – Colombia, país privilegiado donde impartió miles de talleres  en diferentes lugares.  Además, donde escribió y publicó varias  de sus obras”.  

 Bajo el lema de ALMA GLOBAL – UN LLAMADO A LOS CIUDADANOS DEL PLANETA. Presentó al mundo su enfoque holista, profundo, genuino de corazón, con una visión de una comunidad mundial humana e integrada. Este es el legado de muchos años de curación y sanación.